miércoles, 13 de abril de 2011

En el buzón

Al abrir el correo, esta mañana, nos hemos encontrado con esta pequeña historia. Desconocemos su autoría, pero nos ha apetecido compartirla con vosotros.

Una mañana, el marido vuelve a su cabaña, después de varias horas de pesca, y decide dormir una siesta.
Aunque no conoce bien el lago, la mujer decide salir en la lancha. Se mete lago adentro, ancla y lee un libro.
Viene el guarda en su lancha, se acerca a la mujer y dice:
—Buenos días, señora. ¿Qué está haciendo?
 —Leyendo un libro —responde ella, pensando «¿No es obvio?».

—Está en zona restringida para la pesca —informa el guarda.
—Disculpe, oficial, pero no estoy pescando, estoy leyendo.
—Sí, pero tiene todo el equipo. Por lo que veo, podría empezar en cualquier momento, tendré que llevarla y detenerla.
—Si hace eso, lo tendré que acusar de abuso sexual —dice la mujer.
—¡Pero ni siquiera la toqué! —dice el guarda.
—Es cierto, pero tiene todo el equipo. Por lo que veo, podría empezar en
cualquier momento.
—Disculpe, que tenga un buen día, señora —se despidió y se fue.

Nunca discutas con una mujer que lee, sabe pensar.

9 comentarios:

  1. Magnífica lección.
    Gracias por el comentario que encontré en mi pequeño rincón.
    No dejaré de escribir ni de compartir y por supuesto no dejaremos que sea imposible, no podemos consentirlo, cuando merece la pena...
    Gracias por ese momento de compañía.

    ResponderEliminar
  2. Hola, María:

    Sí, importante lección que podría extenderse a todo el género humano. Y, aunque el mundo vaya perdiendo capacidad de pensamiento crítico, conservemos la esperanza de un futuro con opiniones propias.

    Gracias a ti por pasarte por aquí y dejarnos unas palabras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cuanta verdad, en la inteligencia esta la diferencia.
    Vengo a agradecerte comentario en blog a cambio te dejo un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por el abrazo y el comentario. Tienes un blog diferente, muy recomendable para todo aquel que tenga ganas de sonreír.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. pues si..las mujeres que leen son bastante peligrosas...ya lo conté en un post:
    http://dejamequetecuente68.blogspot.com/2011/02/las-mujeres-que-leen-son-peligrosas.html
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola, he llegado a vosotros a través del blog de Lasafor. Me gustaría porponeros una colaboración en mi blog que incluiría un enlace a vuestra web, blog y difundir vuestro proyecto entre mis migos y vivitantes. Me he hecho seguidor vuestro y a través de este comentario podéis llegar a mi blog.
    Enhorabuena y espero vuestra visita.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Firenze:

    Nos pasaremos por tu post, seguro que estará estará interesante, en tu línea.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Bienvenido, Ginesvera.

    ¡Los hilos de la red son inescrutables!

    Nos pasaremos por tu blog o página y estaremos encantados de seguirte.

    Gracias por acercarte hasta aquí.

    Abrazos

    ResponderEliminar

Y... a todo esto, ¿tú qué dices?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...